Voluntariado
Ubuntu, yo soy porque nosotros somos

Ubuntu, yo soy porque nosotros somos

Ubuntu, yo soy porque nosotros somos

Cuenta la leyenda que un antropólogo propuso un juego a los niños de una tribu africana. Puso una cesta llena de frutas cerca de un árbol y le dijo a los niños que el juego consistía en que el primero que llegara a la cesta, ganaba todas las frutas. Cuando dio la señal para que corrieran, todos los niños se cogieron de las manos y corrieron juntos. Después, se sentaron en grupo a disfrutar del premio. Cuando el antropólogo les preguntó porqué habían jugado así si uno de ellos podía haber sido el único ganador de las frutas, le respondieron: ¡Ubuntu! ¿Cómo uno de nosotros podría estar feliz si todos los demás están tristes?

Módulo III de nuestra Capacitación online de Voluntarios en Urgencias Psicosociales y Salud Comunitaria. La Lic. Andrea Douer, psicóloga especializada en adicciones, diversas herramientas para el fortalecimiento interno y externo. Una base, dice, que servirá para sustentarse a sí mismo y también ocuparse del cuidado de quien padece alguna adicción.

En el universo de la docente abrevan diversas corrientes de la psicología y del psicoanálisis. Pero también otros saberes y experiencias que facilitan el diálogo interior. Es por ello que, luego de posarse un momento en la leyenda que da inicio a este artículo, Andrea invita a los cursantes a silenciarse, a respirar, a bucear en el lenguaje de las sensaciones corporales y las imágenes. Cierra sus ojos e invita a cerrarlos. Una dinámica lúdica, que tendrá cuatro postas y que desde una dinámica lúdica facilitará el tránsito sensitivo y reflexivo por una temática tan compleja como las adicciones y los consumos problemáticos. ¿Hay hilos en los que estamos maniatados?

En las siguientes dos “escalas”, la docente invitó a escuchar una entrevista periodística de Conexión abierta, un programa radial de la Argentina.

Honrar la vida

Autora: Eladia Blázquez

¡No permanecer y transcurrir
No es perdurar, no es existir
Ni honrar la vida
Hay tantas maneras de no ser
Tanta conciencia sin saber
Adormecida…
Merecer la vida no es callar y consentir
Tantas injusticias repetidas…
¡Es una virtud, es dignidad!
Y es la actitud de identidad ¡más definida!

Eso de durar y transcurrir
No nos da derecho a presumir
Porque no es lo mismo que vivir…
¡Honrar la vida!
¡No permanecer y transcurrir
No siempre quiere sugerir
¡Honrar la vida!
Hay tanta pequeña vanidad
En nuestra tonta humanidad
Enceguecida
Merecer la vida…

Artículo escrito por la Lic. Andrea Douer para la revista Lazos